top of page
  • Foto del escritorAngie Mila

La pereza y sus beneficios




Si, leíste bien: be-ne-fi-cios.


La pereza suele tener una connotación negativa, pero también puede tener algunos beneficios, según la ciencia. 


La pereza tiene mala reputación. Con frecuencia escuchamos (y aprendemos) que es algo que debemos evitar a toda costa. Pero, ¿y si la pereza es realmente buena para nosotros?



En realidad, hay una serie de ventajas de ser perezoso. Aquí te comparto algunas:


  • La pereza puede ayudarnos a ser más creativos. Cuando no estamos constantemente ocupados, tenemos más tiempo para “soñar despiertos”, relajarnos, y dejar que nuestra imaginación vuele. Esto puede llevarnos a nuevas ideas e incluso soluciones a problemas.

  • Dejarnos llevar un poco por la pereza, y disfrutar del ocio, nos ayudará en nuestra salud mental. Busca espacio en tu día a día para actividades como leer un libro, tejer, bordar, pintar. Disfrutar de un rato de ocio es un antídoto para el burnout.

  • La pereza puede ayudarnos a ser más productivos. Cuando no estamos exhaustos, somos más capaces de enfocarnos y concentrarnos. Esto puede llevarnos a ser más productivos, e incluso más eficientes!

  • La pereza puede ayudarnos a ser más conscientes. Cuando no estamos constantemente corriendo, tenemos más tiempo para estar presentes en el momento. Esto puede ayudarnos a apreciar las cosas simples de la vida.




Claro que pereza y vagancia no son lo mismo… y de la pereza táctica o “buena pereza” a la vagancia, podemos hacer un salto rápido. Pero en general, los beneficios de la pereza táctica superan las desventajas que puedan surgir... Así que la próxima vez que sientas pereza, no te arrepientas. ¡Recuerda que en realidad tiene sus beneficios!



Ser perezoso y productivo es posible: aquí hay algunos consejos.


  • Establecer prioridades. Decide lo que es realmente importante y urgente; y concéntrate en esas cosas. No pierdas el tiempo en cosas que no son importantes.

  • Delega. Si no está dentro de las tareas importantes o urgentes, piensa: ¿puede delegarlo? Esto liberará su tiempo para que pueda concentrarse en las cosas que realmente necesita hacer.

  • Toma descansos. No trates de trabajar durante horas sin tomar un descanso. Levántate y muévete, o tómate unos minutos para relajarte y despejar tu mente. Las pausas activas son clave para las personas que pasan muchas horas sentadas frente a una computadora.

  • Evita las distracciones. Cuando tratas de ser productivo, es importante evitar las distracciones. Apaga su teléfono, cierre su correo electrónico, Slack/WhatsApp, y encuentra un lugar tranquilo para trabajar.



Recuerda, la pereza no significa ser improductivo. Sólo significa ser eficiente con su tiempo y energía. Así que la próxima vez que te sientas perezoso, no luches. Acéptalo y úsalo a tu favor.

bottom of page